logo Círculo Astronómico
            Ir a la Página Principal


TITÁN III
la mayor de las 47 lunas conocidas de Saturno



EL CIELO HOY

TEMAS

CRONOLÓGICO

CALENTAMIENTO

PLANETAS

 

TITULARES SATURNO

DATOS SATURNO

TITULARES LUNAS

MÁS LUNAS

TITULARES TITÁN



UN HELADO MUNDO DE METANO
DATOS DEL SISTEMA SOLAR  
Orbitales e Históricos
de Nineplanets


Curso de Astronomía Básica



Google

NOTICIAS DE:

LOS ORÍGENES
EL SOL
PLANETAS DE ROCA
PLANETAS DE GAS

Saturno y sus Satélites I

Saturno y sus Satélites II

Saturno y sus Satélites III

Los Anillos de Saturno

Titulares de Titán

PLANETAS DE HIELO
LA VIDA
OBJETOS TRANSNEPTUNIANOS (TNOs)

Telescopios, en Chile
TELESCOPIOS
PARA TODOS


 
Modelos para la familia, aficionados y profesionales. Accesorios.





Volver al comienzo

DATOS DEL SATELITE

    Orbita Media: 1 222 000 km de Saturno
    Diámetro: 5 150 km
    Densidad: 1,88 gr/cm3
    Masa: 1,34617 kg

    DATOS DE ALGUNOS DE LOS SATELITES DE SATURNO
    DATOS DE SATURNO


    La Misión Cassini, NASA/ESA


    La Misión Cassini / Como se hacen las imágenes / Instrumentos / El Radar de la Cassini


    Comprobado:

    LAGOS DE METANO LÍQUIDO EN TITÁN
     
    Utilizando el radar de la Cassini, científicos observaron la superficie de Titán, el satélite de Saturno con atmósfera y cubierto permanentemente por la niebla.

    Vista de radar coloreada de los lagos de Titán. Cassini/NASA.

    (4 Enero 2007 - NASA/Agencias - CA) Fue comprobada la predicción sobre la existencia de lagos de metano líquido en Titán, la luna de Saturno, realizada hace más de 20 años. Esto no había sido posible de confirmar debido a la densa niebla de aerosoles que cumbre permanentemente su superficie, hasta el sobrevuelo de la nave Cassini realizado el 22 de Julio del 2006.

    La sonda pasó a 1 906 km (1 184 millas) de altura sobre el enorme satélite, el segundo en tamaño del Sistema Solar después de Ganímedes en Júpiter, apuntando hacia la superficie su radar, obteniendo imágenes que muestran evidencias convincentes sobre la existencia de grandes cuerpos líquidos en su superficie.

    Imagen: Imagen de Titán que aparece en la portada de Nature, muestra lo que vió la Cassini adaptado al ojo humano. La intensidad de los colores falsos de los lagos (el radar no muestra colores sino diversas intensidades de brillos) es proporcional a los niveles de brillos obtenidos por el radar. Estos colores no serían los que vería el ojo humano. No es así con los colores de la superficie, que están tomados de los colores obserbados por la sonda europea Huyggens de la ESA, que descendió en Titán.

    Los lagos, más oscuros que los alrededores, se resaltan al colorear las regiones de menor brillo en azul. Las zonas de mayor brillo están coloreadas en marrón claro, que es el color visto por la sonda Huyggens.

    La baja reflectividad al radar de los posibles lagos indica una superficie lisa que contrasta con el terreno que las rodea, lo que sugiere que están compuestas de líquido o hielo. El radar de la sonda ha detectado igualmente, según los científicos, unas líneas sinuosas que se dirigen hacia los lagos, y que presentan toda la apariencia de cursos fluviales. Algunos parecen ocupar depresiones circulares similares a los lagos de los cráteres o a las calderas volcánicas de la Tierra.

    La combinación de las pruebas radiométricas y las características morfológicas de las manchas observadas, así como su localización en diversas depresiones topográficas, llevaron a los investigadores a la conclusión de que son lagos de metano, y algunos tal vez de etano.

    La imagen de radar del 22 de Julio, 2006, está centrada en los 80 grados norte, 35 grados Oeste y tiene unos 140 kilómetros de ancho. Los detalles menores tienen un tamaño de unos 500 metros.

    Las zonas brillantes que aparecen dentro de los lagos pueden ser pequeñas islas que asoman en la superficie y no “icebergs” flotantes ya que la mayoría de los materiales no flotaría en los hidrocarbonos líquidos.

    La observación de lagos en el hemisferio norte de Titán, que actualmente pasa por su invierno, son la mayor evidencia que Titán tiene un ciclo hidrológico activo, aunque con metano en lugar de agua. En este ciclo, los lagos se llenan con la lluvia de metano que cae en una superficie saturada con este hidrocarbono líquido.

    El grupo que probó la existencia de estos lagos, es dirigido por la profesora Ellen Stofan, del instituto Proxemy Research de Rectortown (Virginia, EE.UU.).

    Titán mantiene su eje de rotación inclinado en 26 grados respecto al eje de la eclíptica, en forma semejante al eje de la Tierra, con una inclinación de 23,44 grados. Esto genera, al igual que en nuestro planeta estaciones diferenciadas durante la órbita de 29 años de Saturno alrededor del Sol, con procesos de evaporación y condensación similares a los del agua en la Tierra. Los lagos del hemisferio en invierno deben crecer alimentados por una permanente lluvia de metano, mientras los lagos del hemisferio en verano encogen o se secan completamente.

    Se comprobó la existencia de más de 75 grandes lagos de metano, y posiblemente etano, de entre 3 y 70 kilómetros en el hemisferio norte de Titán, por encima de los 70 grados de latitud, concentrados alrededor del polo norte del satélite.

    Titán es el único satélite del sistema solar con una atmósfera densa, similar a la que podría haber existido en la su etapa de formación de la Tierra, compuesta por metano y nitrógeno. Pero allí termina el parecido ya que por la distancia al Sol de Titán, 8,5 veces más lejos del Sol que la Tierra, su temperatura superficial llega a los 179 grados Celcius bajo cero (medida en el lugar que la sonda Huyggens tocó su superficie).


    Imágenes de radar:
    LAGOS EN TITÁN
    Confirman la presencia de lagos de metano en el norte de Titán.

    Lagos de metano en el norte de Titán. Cassini, NASA/ESA (27 Julio, 2006 Nortecastilla.es - NASA – CA) Los astrofísicos Ricardo Hueso y Agustín Sánchez Lavega de la Universidad del País Vasco, España, publicaron hoy en la revista 'Nature', un artículo donde demuestran que en Titán se dan periódicamente lluvias torrenciales de metano, lo que explicaría los cauces secos vistos por la misión 'Cassini-Huygens' y los lagos que aparecen en las imágenes recién publicadas por la NASA.

    Imagen: Lagos de metano en el norte de Titán, las señales de radar de la Cassini han podido penetrar la opaca atmósfera de Titán. Cassini, NASA/ESA.

    En la misma publicación, otro grupo de investigadores afirma, que el metano se precipita habitualmente en ese mundo en forma de sirimiri. Los hallazgos se vieron confirmados el viernes con el descubrimiento, por parte de la nave 'Cassini', de grandes lagos de hidrocarburos en las proximidades del polo Norte de la más grande de las lunas de Saturno.

    Saturno y Titán se encuentran a unos 1.500 millones de kilómetros del Sol, 8,5 veces más lejos de la estrella que la Tierra. Con 5.150 kilómetros de diámetro, es más grande que Mercurio y la Luna. Es un mundo helado, donde la temperatura es de -180º C, y está cubierto permanentemente por nubes de hidrocarburos que ocultan a la vista su superficie. Poco se sabía de Titán antes que la sonda 'Cassini' llegara al sistema de Saturno en julio de 2004. En enero del año pasado, la sonda europea 'Huygens' se separó de la 'Cassini' para descender en Titán con paracaídas, enviando a la Tierra datos que revelaron que la superficie de ese mundo es mullida, como si estuviera mojada, y que hay cauces de ríos secos con sus afluentes, esculpidos sobre el terreno helado.

    Desde el principio los científicos sospecharon que el paisaje de Titán es modelado por el metano, hidrocarburo que tiene en la luna de Saturno un ciclo equivalente al del agua en la Tierra. La comprobación ha llegado gracias al trabajo de estos dos investigadores de la Escuela de Ingenieros de Bilbao. Hemos utilizado un modelo informático que desarrollamos para el estudio de las tormentas en Júpiter y Saturno, y lo hemos adaptado a las características de Titán para intentar reproducir esas nubes que se observan desde la Tierra, dice Hueso.

    El resultado es que en esas tormentas se forman gotas de metano de hasta un centímetro de diámetro. «Pueden llegar a recogerse en la superficie entre 100 y 200 litros por metro cuadrado, algo comparable a una lluvia torrencial en la Tierra», explica.

    LAGOS DE METANO

    La nave Cassini, mediante su sistema de radar, ha podido penetrar la opaca atmósfera de Titán descubriendo una fuerte evidencia de la presencia de lagos de hidrocarburos en Titán. Las manchas oscuras de la imágenes, que parecen lagos terrestres, parecen estar esparcidos por toda las latitudes altas que rodean el polo norte del satélite.

    Los científicos habían especulado que metano o etano líquido debían formar lagos en Titán, especialmente en sus regiones polares más frías.

    En las imágenes de arriba se observan manchas oscuras con algunos canales que aparentemente conducen a ellas, como ocurre con los lagos de agua en la Tierra. La forma de los canales sugieren que han sido esculpidos por algún líquido. Algunas de las manchas y canales son completamente negras, lo que en la imagen de radar significa que no reflejan nada de la señal de radar, por lo que deben ser muy suaves.

    En partes se aprecian bordes alrededor de las manchas, sugiriendo la formación de depósitos a medida que el líquido se evapora. El abundante metano de la atmósfera de Titán es líquido en las condiciones ambientales de ese planeta, una temperatura de -180° C y una presión atmosférica de una atmósfera, al igual que su también abundante producto químico, el etano. Sin embargo en esas condiciones el agua no sería líquida sino sólida, como hielo.

    Por estas razones los científicos interpretan estas áreas oscuras como lagos de metano o etano líquidos, lo que hace que Titán sea el único mundo conocido del Sistema Solar fuera de la Tierra, en tener lagos.

    El monitoreo repetido de estos lagos lo comprobará, ya que los lagos pueden evaporarse con el tiempo debido a los vientos, alterando la calidad de la superficie.

    Las dos imágenes de arriba fueron obtenidas por el radar apertura sintética de la Cassini, el 21 de Julio, 2006. La imagen superior está centrada cerca de los 80 grados norte, 92 grados Oeste, y mide 420 por 150 kilómetros (260 por 93 millas). La imagen inferior está centrada cerca de los 78 grados norte, 18 grados Oeste, y mide 475 por 150 kilómetros (293 por 93 millas). Los detalles más pequeños que se aprecian en la imagen tienen unos 500 metros de extensión.




    (15 Mayo, 2006 NASA – CA) La nave Cassini continua explorando Titán con su radar, en las últimas imágenes obtenidas en la última pasada por el mayor satélite natural de Saturno, la nave envió imágenes de regiones no exploradas previamente. En las borrosas imágenes tomadas el 30 de Abril pasado, se pueden apreciar grandes estructuras circulares que podrían ser cráteres o calderas volcánicas.

    Titán no puede ser fotografiado directamente ya que está recubierto por una gruesa capa de aerosoles que forman una neblina opaca que envuelve al satélite. Pero ello no detiene a los científicos, para escudriñar en lugar de cámaras fotográficas, utilizan un equipo de radar montado en la nave Cassini, en órbita alrededor de Saturno. Este envía una emisión de microondas hacia la superficie y las recibe luego de rebotar, formando imágenes. Aunque carecen de los colores y la resolución de las imágenes tomadas con cámaras CCD, permiten conocer cómo es la superficie oculta tras el smog de Titán.

    Las microondas son una parte de la familia de la luz, familia de la que conocemos mejor la luz visible, la que vemos, y parte de la infrarroja, la que sentimos como calor con el tacto. Las ondas reflejadas indican cómo los objetos reflejan las microondas, lo que les informa a los científicos cómo es su textura y cómo éstos conducen la electricidad.

    El radar fue apuntado hacia la región de Xanadu, una de las regiones que más resalta en Titán y que es visible incluso a través de telescopios instalados en la Tierra. Su origen es aun desconocido, pero estas imagines de radar revelan detalles nunca antes vistos, como estructuras de terrenos curvos que parecen indicar escurrimientos de fluidos. También se detectaron dunas al igual que en otras regiones de Titán.

    La comunicación con la nave se vio interrumpida por casi cinco horas durante la transmisión de la información. Aunque se perdieron algunos datos, la información científica más importante estaba protegida por un plan de contingencia instalado antes del sobrevuelo. Se cree que el problema puede haber sido producido por un rayo cósmico galáctico, que podría haber impactado un interruptor de poder en el subsistema de comunicaciones de la nave espacial. Luego de recuperarse, la nave está actualmente operando sin problemas.

    Este fue el 14avo sobrevuelo de Titán realizado por la nave Cassini, operada a control remoto desde el JPL de la NASA, en Pasadena, California. Aun le quedan 9 este año, el próximo será el 20 de Mayo. En los cuatro años de operaciones que tendrá la misión sobrevolará Titán 45 veces.


    Contáctenos

    El editor y responsable de estas páginas
    es el escritor científico Jorge Ianiszewski R.

    Derechos Reservados, 2007
    Actualización: ¡¡PERMANENTE!!
     
    Ir al Inicio de la página

    Volver a la Página Principal